Como hacer un cubo de Rubik paso a paso

El cubo de Rubik es un rompecabezas que se inventó en 1974 y se empezó a comercializar en 1980. Desde entonces, se han vendido millones de copias en todo el mundo y este se ha convertido en uno de los juguetes más adquiridos del Planeta. No todo el mundo sabe como hacer un cubo de Rubik. Por eso, en este post, te damos las indicaciones para conseguirlo.

Desde hace muchos años, hay gente obsesionada con resolver cubos de Rubik. Y no solo se trata de eso, sino que también busca resolverlos en apenas unos segundos y batir récords. Sin embargo, los que lo hemos probado sabemos que no es tan fácil conseguir resolver este rompecabezas; y, la mayoría de veces, damos la tarea por perdida antes de haberlo logrado. 

A continuación, te indicamos, paso a paso, cómo puedes resolver este cubo, para que te conviertas en la envidia de tu grupo de amigos.

Pasos para hacer un cubo de rubik

– El primer paso es que elijas el color por el que quieres empezar. Una vez lo hayas escogido, debes crear una cruz con ese color.

Ten en cuenta que el cuadro del medio y el de arriba de cada una de las capas que están en contacto con la capa donde haces la cruz deben coincidir (en un lado, serán rojos; en otro, azules…). Todo depende del color con el que hayas empezado. El cuadradito del medio es el que decide de qué color será esa capa.

– El segundo paso es terminar la primera capa del cubo, en la que has formado anteriormente una cruz. Para ello, tienes que poner los cuatro vértices que te quedan en su lugar.

– Para completar otra capa más, tienes que colocar en su lugar sus cuatro aristas. 

– La parte que se encuentra en la zona opuesta de la cara con la que hemos empezado a trabajar es en la que ahora tendrás que formar una cruz, como al principio.

– Una vez la tengas lista, fíjate en las caras anexas y une la cruz con los cuadrados de colores que ya habían sido formados. De esta forma, las cuatro caras anexas tendrán todos los cuadrados del mismo color menos dos vértices.

– Por último, tienes que ir girando las capas, para que los vértices se unan con sus colores correspondientes. Este paso es complicado y te llevará más tiempo, pero en Internet hay videotutoriales muy detallados que te pueden ayudar a resolver este paso más fácilmente.

Ahora ya sabes cuáles son las claves para resolver este rompecabezas. Y, aunque puede ser que, las primeras veces, te cueste cogerle el tranquillo, es cuestión de práctica. Cuantas más veces lo intentes y más empeño le pongas, más cerca estarás de conseguir resolverlo con mucha agilidad y rapidez. Hacer un cubo de Rubik será pan comido para ti.

About the author

Leave a Reply