cenas de navidad

Ser una buena anfitriona no es tan difícil, si cuentas con varios consejos para hacer de tu cena un momento único. Las cenas de navidad son los acontecimientos más importantes de estas fechas tan destacadas. En ellas se suele dar un ambiente inigualable, si las comparamos con el resto de cenas del año. Por eso, estos consejos te ayudarán a que salgan perfectas.

Consejos para cenas de navidad

En la mesa se debe cuidar todo detalle. Desde el espacio con el que van a contar tus invitados, hasta el tono del mantel y servilletas. Respetar el espacio del otro, sobre todo a la hora de comer, es indispensable, por eso cuida que todos estén a una distancia adecuada. En caso de que lo requieras, busca una mesa auxiliar.

Manteles para cenas de Navidad

Un mantel de tonos claros es lo ideal. Si tus platos tienen que resaltar, el mantel debe quitarse protagonismo. Igualmente con las servilletas; debes elegirlas en armonía con el mantel, y siempre de tela para que le den un toque sublime al conjunto de la mesa.

Vajillas en mesas Navideñas

En la vajilla está la clave de todo. La que decidas utilizar dependerá de la comida que vas a presentar. Puedes poner hasta cuatro platos apilados; dos llanos abajo, seguidos de un plato hondo grande y uno más pequeño en la cima. Es indispensable el plato del pan, a la izquierda de las copas.

Los cubiertos deben seguir un orden, de afuera hacia dentro, en función al orden de platos que vayas sirviendo. Cucharas y cuchillos se colocan a la derecha del plato (los filos siempre mirando a estos), mientras que los tenedores van a la izquierda. Todos han de ser del mismo juego. Los que uses para el postre se sitúan arriba del plato, horizontalmente.

Puedes elegir entre dos o tres copas, en relación con lo que piensas poner de acompañamiento a las comidas. Alineadas a la derecha del comensal, de izquierda a derecha, irán la de agua, seguida de la de vino y, en su caso, puedes poner una para vino blanco y cava o champagne.

Siempre puedes añadir unos detalles, como música ambiental, preferiblemente baja, para permitir las charlas; o unas velas en el centro de la mesa, así como algunos adornos pequeños. Tus invitados lo agradecerán.

 

About the author

Leave a Reply