como hacer un carrito de chuches

Tener un carrito de chuches en un evento o una fiesta es una idea perfecta y que gustará a todos los asistentes (especialmente, a los más golosos). Puedes conseguir un carrito para una fiesta de cumpleaños, una comunión o incluso una boda. Como las empresas de alquiler y compra de estos carritos tienen precios bastante altos, en este post, te guiamos para que sepas qué pasos debes seguir para hacer un carrito de chuches.

Te comentamos, antes de empezar a describir los pasos, que no es necesario ser un experto en bricolaje, pero sí tienes que tener una mínima idea para poder montar el carrito.

Pasos para hacer un carrito de chuches

– Lo primero que tienes que hacer es conseguir un plano (en Internet hay varios modelos disponibles que puedes usar como guía) y decidir qué diseño de carrito te gusta más, ya que hay infinitos tipos de kioskos para chucherías. Si tienes un poco de idea en el asunto, también puedes montar tu propio proyecto y tus propios planos.

– Consigue madera resistente y córtala en rectángulos de la medida que te indiquen los planos que estás siguiendo. Lo normal es que con 5 tablas tengas suficiente (una para cada lado y una para la parte superior). Si decides añadir ruedas a tu carrito, estas pueden ser ruedas reutilizadas y redecoradas de bicicleta o hechas con madera.

– Pega o atornilla las partes rectangulares de madera y forma la parte principal del kiosko, sobre la que colocarás las golosinas. Debes unir este armazón principal las ruedas, en un extremo; y, en el otro, las patas (puedes reutilizar patas de algún mueble o fabricarlas tú con madera).

– A esta estructura base, que será suficiente, si quieres dejarla así, puedes añadir un toldo o incluso tejas altas, para dejar más ingredientes.

– El siguiente paso sería decorar tu carrito. Puedes pintarlo, escribir sobre él, poner telas o purpurina… ¡Todo lo que te apetezca! Hay muchas posibilidades a la hora de decorarlo y la clave es que te guste a ti.

¡A disfrutar de tu carrito de chuches!

El último paso para crear tu propio kiosko de chucherías es llenarlo con todas las golosinas que quieras. Elige chuches de diferentes tamaños, sabores y colores y distribúyelas como más te apetezca. Lo ideal es que utilices frascos, botes, cestas o elementos similares, para ponerlas. Nosotros te aconsejamos que las coloques por colores, ya que crearás un escenario bonito y colorido que no pasará desapercibido. Si tienes dudas a la hora de seleccionar las golosinas que ocuparán tu carrito, os recomendamos un ecommerce que ofrece chuches online y en el que podrás encontrarlas clasificadas por colores, sabores, y dispondrás de un catálogo muy amplio de tus caprichos dulces favoritas. Si te gustaría encontrar golosinas online, caramelos, nubes y muchos más productos verás en esta tienda online todo lo que necesitas, ¡con envíos 24 horas!. Podrás encontrar todas las marcas, como Haribo, Fini, Zara, Trolli…

Ahora ya tienes tu carrito montado, decorado y repleto de chuches. También te comentamos que lo típico es que este kiosko se llene con golosinas. Pero, si eres más de salado, también puedes llenar el carrito con distintos aperitivos o montaditos salados. Seguro que el resultado te gusta igualmente .

About the author

Leave a Reply